Disfraces

Siempre me ha encantado hacer vestuario, de hecho es a lo que me he dedicado en mucho tiempo, dejar volar la imaginación y crear en mi cabeza un vestuario acorde al evento o temática del momento en concreto, por eso los disfraces de la escuela de Beth siempre los he hecho con mucha ilusión y es que están tan graciosos cuando son pequeños, disfrazados de cualquier cosa, ¿Verdad?

El segundo año en la guardería de Beth, aprovechando la fiebre de Frozen, quise hacerle un disfraz de Anna cuando era pequeña, pero con telas autenticas no las finitas que se usan para todos los disfraces y que te pones encima de la ropa, ya que en las fechas que cae siempre el carnaval, hace bastante frío.

A ella le daba bastante igual los personajes y la película en general, yo creo que ni sabía de lo que iba disfrazada.

Cuando ya pasó a primaria, a p3, tocó vestirlos de payaso, ¡con lo que me gustan a mi los colores!. Me hice un dibujo de como lo quería y «voilà».

Una pierna del pantalón de terciopelo púrpura y otra de fantasía color naranja.

Una mini falda a rayas color fucsia y negra con varillas para que quedara levantada, le puse tres telas de tul arrugadas en tres colores diferentes y le cosí una flor de felpa en el extremo, que había hecho previamente, para decorarla.

Otro año el tema era el «Heavy metal», personalmente no me gusto nada ese tema en concreto, pero le dí la vuelta y decidí dar un toque diferente, más gótico..

El complemento: Un micrófono, demasiadas guitarras en el grupo ya..

Unos años más tarde nos tocó la edad media, un tema que me fascina por el tema del vestuario. Una sobrevesta con cintas para atar encima de una camisa fruncida y larga.

Utilizé unas flores que tenía yo para el tocado en mis ferias medievales y ponerselas a Beth en su pelo y la indumentaria la completé con una larga capa medieval color azul.

El año pasado las restricciones en muchos eventos era bien conocida y no se hizo nada en concreto, así que decidimos hacerlo por «libre»: Una muñeca Monster hight.

Esperando este año para volver a dejar volar mi imaginación..

¡No olvidéis sonreír!

Sandra

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *