Carnaval de Barcelona

Corría el 2012, concretamente a principios y unas semanas antes ya me habían hablado del proyecto que se estaba cociendo para el carnaval de Barcelona por la zona de «El Born».

Yo ya estaba embarazada de casi 8 meses, esperaba a Beth para el 29 de febrero curiosamente y el ritmo de trabajo que se lleva para este tipo de eventos es muy duro y más con un embarazo tan adelantado ya.

Se trataba de la recuperación de las actividades históricas de los siglos XVI y XVII que se habían perdido. El evento constaba de un rey, interpretado por el payaso catalán Tortell Poltrona y 6 embajadores de naciones imaginarias, a cada embajador lo acompañaba su embajadora y su séquito.

Esta edición se celebraba el 19 de febrero del 2012 con su baile de máscaras y su desfile carnavalesco.

Bien, yo me encargaba de hacer el vestuario del rey y de cuatro gobernadores con sus gobernadoras y su séquito. Séquito color verde, el azul y plata, el color dorado y el azul marino (Estos, concretamente, paseaban con zancos largos, con lo que las piezas eran mucho más largas).

Séquito Azul-

Pasamos al séquito de los azul y plata.

Le toca el turno a los dorados

El traje del gobernador

Turno del gobernador color verde.

Este es el actor teatral que llevaba el traje en el evento.

Los trajes iban acompañados de unos atuendos en la cabeza, el de los verdes eran de pájaros.

Los de azul oscuro. (Los bichos)

Traje del gobernador

Esta falda de tubo que llevaban tan larga era para llegar hasta el suelo, ya que caminaban con zancos y para que quedaran con esa forma redonda, les cosíamos unas varillas rígidas a lo ancho del tejido y luego las unía entre sí para que quedara en forma circular.

El séquito llevaba una sola falda circular en la espalda y la camisa fruncida.

Y este es el complemento que llevaba el gobernador encima de todo.

Y por último, el rey.

Este traje me hizo sufrir hasta el último momento ya que Tortell estaba con las funciones de su circo Cric y era muy difícil poder reunirse con él para hacer las pruebas de vestuario, así que muy poquitos días antes del evento tuve que hacerle el traje a ciegas con unas medidas escritas a mano en un papel y un traje entero por hacer, ¡Nada menos que el del Rey! y yo con una barriga de 9 meses, todas las horas del día trabajando, mis problemas para coser pegada a la máquina por mi barriga voluminosa y combatiendo el cansancio y el sueño acumulado como podía..

Aún así logré terminar el traje a tiempo.

En la espalda llevaba un atuendo de charol con un lazo rojo con forma de «huevos» simulando el estado de desesperación del rey en la edad media del jolgorio que se formaba en las calles..

A este traje lo complementaban unas polainas, camisa, chorrera, gorro y como no, la pintura característica de payaso de Tortell Poltrona.

El día del evento, por fin pude conocer a Tortell Poltrona y ver que el traje le venía perfecto.

Aunque me quedaba una semana para dar a luz, apenas podía ayudar en el «backstage», más bien me sentía muy torpona, todo el mundo corriendo de un lado para otro y yo estorbando con esa tremenda barrigota, pero aún así contenta de poder acabarlo todo a tiempo.

Seis días después nació Beth.

Sandra

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *